Crioterapia

  • La crioterapia consiste en tratar determinadas lesiones dermatológicas con un criógeno que habitualmente es Nitrógeno líquido. Dicho criogeno provoca una destrucción celular con necrosis del tejido congelado. Con ello se elimina la lesión y el área afectada circundante. Se utiliza en dermatología para múltiples lesiones.
    Sirve para el tratamiento de lesiones tumorales benignas como las verrugas víricas entre las que se encuentran los papilomas plantares, los condilomas, la verruga común, los Moluscos contagiosos…, lesiones meramente estéticas como manchas solares y lesiones premalignas o malignas.

Este procedimiento es poco doloroso salvo en algunas verrugas vulgares y los papilomas plantares que puede ser muy doloroso.

En el caso de las Verrugas víricas es una de las técnicas más empleadas y que mejores resultados tiene, si bien estas verrugas son de naturaleza caprichosa y de comportamiento impredecible. Así, por ejemplo hay verrugas que responden en una sesión y son eliminadas a la primera y otras del mismo tipo con el mismo tamaño, la misma naturaleza que tardan en desaparecer y necesitan múltiples sesiones para ser eliminadas. En el caso de los Moluscos contagiosos la respuesta suele ser muy buena y se eliminan con facilidad.

La crioterapia se usa asimismo con resultados muy bueno en lesiones benignas tipo Queratosis Seborreicas o Léntigos benignos (manchas solares). Se eliminan normalmente en una sesión y es un procedimiento poco doloroso y que apenas deja ninguna secuela o marca.

Otro uso frecuente es en patología tumoral maligna o premaligna siempre y cuando se trate de lesiones incipientes y poco evolucionadas. Así es una técnica usual en el Carcinoma Basocelular plano o nodular incipiente y en la Queratosis actínica oBowenoide (lesiones que pueden evolucionar hacia Carcinoma Espinocelular). En estos casos la eficacia es muy elevada y el resultado cosmético excelente.

Existen otras indicaciones en Dermatología de la crioterapia como la poroqueratosis solar, elastosis perforantes…

Es importante resaltar que no sirve para todo tipo de lesiones con aspecto verucoso puesto que no todas las lesiones son sensibles al frío. Así en lo Nevus sesiles (pecas abultadas) no se puede utilizar la crioterapia o en los fibromas péndulos ( verrugas colgantes). En estos casos solo se consigue una reacción inflamatoria transitoria sin eliminación de la lesión. Por tanto está desaconsejada. Asimismo está contraindicada en lesiones malignas tipo melanoma pues puede incluso alterar la morfología, enmascarar la lesión y provocar un retraso diagnóstico que puede incluso tener un desenlace fatal, pues la curación del melanoma depende en gran medida del diagnóstico precoz.

En las farmacias venden algún producto congelante muy suave de eficacia mucho menor puesto que no alcanza los -197º del Nitrógeno. Estos productos pueden ser eficaces en verrugas víricas, si bien su eficacia es menor que el Nitrógeno. El principal inconveniente de la dispensación en farmacia de estos productos es que se auto administran de forma indiscriminada por el público sin tener un diagnóstico previo de la lesión. Los pacientes los aplican a menudo en prominencias de piel de cualquier origen por lo que es frecuente que veamos lesiones inflamadas, irritadas, con importante quemadura en la piel sana de alrededor. Por tanto recomendamos siempre un diagnóstico correcto previo a cualquier tratamiento destructivo para evitar consecuencias.

Para más información, contacta con nuestra clínica.